El Rincón de Mela ...

Cuentan que el mejor de los viajes empieza cuando naces ... y por ello este Blog lo hace con el ánimo de regalar y compartir con cuantos viajáis conmigo por esta vida ... anécdotas, fotos, risas, ideas, viajes, cariño, experiencias, ilusión, sugerencias, "alma" e inspiración ... cualquier "cosita" que os haga sentir bien y suspirar de emoción! Os quiero!

sábado, 3 de diciembre de 2011

Pido pista ... para despegar ...

Cuando era pequeña Carolina tuvo un triciclo rojo de mullido manillar que la llevaba a todos sitios y en el que cargaba de todo, ya por entonces tenía un Universo en su cestillo ... el día más emocionante era cuando llegaba la avioneta de la capital, Marco, el piloto, siempre sobrevolaba el campamento dos veces, seguramente para posicionarse bien a tomar pista, nada sencillo en el medio de la selva, pero un día le susurró que lo hacía por ella y vaya que si se lo creyó ... pedaleaba veloz al tiempo que aquel mascarón de sueños aterrizaba, lo perseguía justo hasta que las piedrecitas alborotadas por las hélices le hacían daño en la piel, se protegía los ojos con las manos y sentía el pelo elevarla de felicidad. Lo más preciado de aquel cargamento eran las cartas, los dibujitos que quizá le mandaran sus hermanas en tan pintorescos sobres franqueados.



Invento historias, mezclo vivencias y me encuentro entre tantos renglones! Desde muy pequeña viví la vida a colores, papá todo el día con su Super-8 persiguiendo atardeceres en Africa, mamá paciente en el jip con cara de enamorada ... una infancia feliz que sin duda es un reflejo de la persona que soy.
Un día en uno de esos cargamentos llegaron tres regalos para Carolina ... mamá le dijo que lo habían dejado Los Tres Reyes Magos para ella en España: una comba de saltar de las de sonajero, un vestido de jitana sin zapatos y una cámara de fotos ... una Kodak.

Algún día os hablaré del resto! Desde ese torrente de recuerdos sigo subida a ese triciclo ... nunca se cúal será su ritmo, llevo una brújula rota que cuando quiere me indica el Norte, las cadenas no se resienten y las ruedas se deshincharon a ratos ... y qué?  ... a veces se siente el viento y otras sólo la brisa ... pero hasta que llega "el momento", mi vida es movimiento y una sonrisa veloz. Y hoy sois muchos esa avioneta y ya tengo cara de velocidad ... conseguí poner algo de luz a mi relato y lo encontré en su mirada, gracias Campanilla por aprender a volar!

8 comentarios:

  1. Joder tia, es realmente precioso, tomarse el primer cafe de la mañana leyendo esto, le pone a cualquiera una sonrisa perpétua en la cara:))

    Maravillosamente soñadora...

    Besazos enormes

    ResponderEliminar
  2. Hola,preciosas letras van desnudando la pura y genuina belleza germinal de este blog,si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos sinuosos...

    ResponderEliminar
  3. Encontré su foto en flickr y me gustaron todas un mundo.
    Esta es la foto que me inspiró más ahora, en un momento tan especial en mi vida.
    Muchas gracias por esto.

    Have a nice day.
    Andrea(s)

    ResponderEliminar
  4. Dani ... tu espontaneidad es la que me hace reaccionar! Gracias por decirlo como lo dices! Gracias! Muacc

    ResponderEliminar
  5. Vito ... volaré a verte! Gracias! Muacc

    ResponderEliminar
  6. Gracias Silvia ... siempre estás! Muacc

    ResponderEliminar
  7. Andrea(s) ... bienvenido a este pequeño rincón! No dejes de venir ... te abrazo! Muacc

    ResponderEliminar

Me encanta que te asomes a este rincón ... saber que a todos nos gustan las cosas que tocan el corazón! Gracias por recrearte un poquito conmigo ...