El Rincón de Mela ...

Cuentan que el mejor de los viajes empieza cuando naces ... y por ello este Blog lo hace con el ánimo de regalar y compartir con cuantos viajáis conmigo por esta vida ... anécdotas, fotos, risas, ideas, viajes, cariño, experiencias, ilusión, sugerencias, "alma" e inspiración ... cualquier "cosita" que os haga sentir bien y suspirar de emoción! Os quiero!

miércoles, 27 de octubre de 2010

Caramba ...

Cada día es la misma rutina ... ella se levanta y sin parar de ultimar los últimos besos y quehaceres antes de salir con las llaves del coche en la mano y perseguida por su bolso ... da un gran salto a su otra vida entre papeles y teclado.

Una jornada larga y en su cabeza vuelan pensamientos, emociones, responsabilidades ... caramba, tuvo que revisar el último informe no fuera que entre "appointment" e "investment" ... hubiera intercalado un "falta leche" ... hoy la luz tuvo una tonalidad especial y se regaló un ratito en la repisa de la oficina, la ventana a sus nubes mientras el corazón volaba alto.


Alguien entró y la vio sonreír ... caramba, MIRA QUE ESTÁS GUAPA HOY!

Poco a poco irá apareciendo esta gran serie del DESCALCE ... muy pronto ... será precioso, os lo prometo! Muacc

Disculpad un apunte ... veo la fecha 27 y compruebo que esta foto es mi número 72 en FLICKR, causalidad o no ... no fue intencionado, eso me consta! Caramba!

jueves, 21 de octubre de 2010

Tras el espejo ...


He de confesar que nunca fue mi fuerte estar al otro lado ... yo quería amigarme con aquel Sombrerero que con alocada convicción pronunció "Existe un lugar distinto a cualquier otro. Un país lleno de maravillas, de misterios, de peligros. Dicen que para sobrevivir en él tienes que estar tan loco como un sombrerero. Por suerte ... yo lo estoy ...". Qué efecto tan agridulce tuvo esta reflexión en mí ... a día de hoy sigo sin saber si realmente me gusta o me disgusta.

Cuántas veces alargué mi brazo, di la espalda a mi reflejo, cerré los ojos y pensé ... y si cruzo ahora ... y si descubro que esa locura de encontrarme un mundo mágico es lo que necesito ... creo que una noche, o quizá fue un sueño, en fin, recuerdo situarme justo ahí, en el reverso del cristal; la imagen proyectada era realmente confusa, todo cuanto sucedía era frenéticamente fugaz, apenas sí tenía tiempo y capacidad de retener los instantes, ni tan siquiera en la memoria, me di cuenta porque empecé a olvidar mi nombre; las flores parlantes eran a mí a quien confundían con la flor medio marchita y tan pronto me sentía tan insignificante como para ahogarme en mi propio mar de lágrimas, que caminaba a siete leguas como El Gato con Botas pero ... ni aún así, daba alcance al conejo blanco, cuando lo único que pretendía era que inventara una palabra para mí.

Yo que creía haber saltado al otro lado para ayudar "la paladina" ... resulta que fue a mí a quien ayudaron, confié en las palabras, no tuve que cerrar los ojos para retomar la parte más tangible de mi aventura, la real, la que efectivamente se encuentra al otro lado del espejo en el que me colé, esa en la que te ves en los ojos de una amiga, donde me dejé curar el alma, donde la vida efectivamente rebosa partes difíciles ... no existe aventura que se le iguale, ni siquiera la locura!
Esthercita, gracias por venir ayer a comer conmigo, por ser mi espejo ...


domingo, 10 de octubre de 2010

No hay más gozo que la calma ...

Hoy sencillamente quiero improvisar una entrada en un largo fin de semana donde se han sucedido las casualidades o causalidades, poco importa esta vez la diferencia ... horas de majestuosa serenidad que salieron a mi encuentro.

Las cosas mejores y más hermosas del mundo no se pueden ver, ni siquiera tocar. Han de sentirse con el corazón (frase de Helen Keller que me emociona).

Amanecí colmada de calma ... con mi taza de chocolate entre las manos era como si la brisa asurada de los días de atrás, incluso los ruidos y los olores se detuvieran, todo está quieto; Mela se sienta a esperar con la mirada, el corazón y la mente, al abrigo de un maravilloso abrazo de piel ... el fin de semana perfecto para fugarse con su amiga a ver la película sobre un libro que durante tanto tiempo se colara en su bolso
Comer, Rezar, Amar ... recordaba el día que otra amiga se lo recomendara, hacía tres años ya y a falta de tres minutos para entrar en la sala, esa misma amiga llama ... explosión de alegría. Antes de retirar las entradas bucearon entre portadas bonitas y sugerentes "trailers" de papel ... y entre oleadas de coincidencia iban surgiendo Los Ojos Amarillos de los Cocodrilos ... y por fin Sonrisas de Bombay.

Fotograma a fotograma respiré la luz de Roma, la espiritualidad de Bali, pude reconocerme en esos paisajes y en los cientos de fotos que me regalé cuando estuve allí ... sólo me falta India, pero curiosamente me doy cuenta como me llega de la mano de Jaume Sanllorente, no dudo que será un lugar a rellenar en mi gran libro de páginas blancas, será un viaje especial, llegará!

Y sentada a la espera ... repaso mi vida y la mañana del sábado cuando durante un curso tropecé con la carátula de
También ... y no sólo y qué curioso, esa misma tarde noche lo colocaban en mis manos y disfrutaba de lo FUNDAMENTAL al volante! Que apasionante es vivir!

Luego el e-mail de José Luis, gracias, con un vídeo que siento la necesidad de insertaros aquí (una película de Anais y William Yeager):




En fin ... sólo quería compartiros la tranquilidad de mi SER hoy, cariñosa conmigo misma ... atemporal, sin fecha de caducidad y expuesta a muchos cambios climáticos, es lo que tiene vivir con tantísima pasión!

viernes, 8 de octubre de 2010

La flor aventurera ...


Llevo unos días repasando fotos y más fotos e incluso algún que otro negativo despistado ... toda una vida con el punto de mira tras el visor de la cámara y como en la mejor de las mudanzas, como compartía con un amigo asturiano, me entretengo con cada álbum que abro o cada archivo que despliego y empiezo a reconocer que el trabajo no da su rendimiento, por lo que al final, opto por acomodarme en el sofá y disfruto de la historia, de esas páginas en blanco que vamos imprimiendo con sonrisas y lágrimas, y en donde vamos reciclando las palabras que no tienen cabida.

Africa tiene un contenido especial en la historia de mi familia, una guerra sin sentido sepultó muchos recuerdos y corazones valerosos de los que aún conservamos el destello de sus miradas, debastó los lugares más maravillosos que aún no he igualado en mi viaje ... y pienso en la herida abierta de este continente que a día de hoy sigue sufriendo en el olvido, cuánto miedo en su tejido! Quien dijo que se abolió la libertad ... si continúan siendo esclavos de su futuro!

Hoy leí un texto enternecedor de Begoña Ibarrola de una serie de cuentos para sentir y educar las emociones que se titúla La flor aventurera (El Miedo) ... os invito a su lectura, sí ... un ratito ... ojalá podamos abrir nuestras alas y susurrarle a esta tierra ... ahora duerme, sueña ... en primavera, cuando despiertes podrás contarles a todos cómo es la nieve, pero ahora duerme, sueña! Ese día quizá habrá que explicarle a muchas flores ... qué fue el miedo!

domingo, 3 de octubre de 2010

Calor de piel ...


... era lo único que la Sirenita decidió llevarse de los humanos pues cansada de salir a curiosear en las mareas de las emociones, optó por regresar a la calma en las profundidades de su mar; recuperó sus aletas y su cola, en definitiva, su identidad ... regresaría a aquel mundo de tonalidades tan distintas bajo el agua, la luz dispersaba a su antojo la visión y ello tenía su encanto.

Había aprendido que el frío no puede calentar el frío ... no podía soportar la indiferencia y la distancia pero tampoco dejar de sentir lo que debía sentir, sus escamas no estaban hechas para el análisis ni la insensibilidad.

Reconquistó su voz, uuuuuaaaauuuu ... cuánto bien le hacía cantar como sólo una sirena sabe hacer al amanecer y justo cuando el alba le susurraba “sé cálida como cálida es tu piel” y los primeros rayos del sol iluminaban el salitre de su cabello ondulado como las olas, la Sirenita levantaba la mirada, enmudecía y le contestaba al astro-rey con la sonrisa de sus ojos, consciente que él la protegía de la soledad. No había nada que temer.