El Rincón de Mela ...

Cuentan que el mejor de los viajes empieza cuando naces ... y por ello este Blog lo hace con el ánimo de regalar y compartir con cuantos viajáis conmigo por esta vida ... anécdotas, fotos, risas, ideas, viajes, cariño, experiencias, ilusión, sugerencias, "alma" e inspiración ... cualquier "cosita" que os haga sentir bien y suspirar de emoción! Os quiero!

lunes, 29 de febrero de 2016

Pedacitos de naranja...

Lo observaba todo… como aquella mujer de pelo blanco lo hiciera sentada desde una galería prestada… todas las estaciones pasaban por su retina, las primaveras… los otoños… una tras otra visitaban las macetas del patio interior y se coloreaban en aquel pedacito de cielo que se vislumbraba entre dos edificios altos… de noche era más complicado distinguir alguna estrella con la luminiscencia de una ciudad poco ruidosa pero en definitiva, ciudad… lo observaba todo, justo en ese punto era cuando su memoria lejos de apagarse cobraba más fulgor, cuando recordaba contemplar las incontables lágrimas de San Lorenzo camino de la dehesa hasta su casa… las noches de luna llena hasta los guijarros del camino parecían fluorescentes y los deseos los disparaba con la punta del pie… el sonido del bosque … y la de veces que saltó por su ventana en plena oscuridad para bailar descalza entre las luciérnagas!

En el jardín de Patrito...

Lo observaba todo… y resultaba tan fácil desdibujarse con el dolor y las ilusiones de los demás… tan sencillo colarse justo ahí detrás del esternón… aprendía y crecía, desaprendía y menguaba casi con la misma facilidad de quien bombea sangre a sus arterias… o saca el aire de sus pulmones en un suspiro… había adquirido esa capacidad de aislarse de sus propios fantasmas si era capaz de dar forma a un abrazo… aunque sólo fuera de voz!

Son muchos los renglones que se desordenan entre pensamientos… todos ellos como en el formato de las trilogías cobrarán su propia estructura un día ahora inconexa pero sensiblemente acompasada de emociones y sensaciones… de días con vida, de madrugadas en las que no fue suficiente dar vuelta al colchón por si los sueños también cobraban otro horizonte… hoy recupero la tardía primavera de 2014, la anciana en el balcón de mirada nostálgica pero que como yo… respira en cada parpadeo… pronto será primavera y brotará sol en el jardín y algo de rocío para regar las estrellas no se vayan a quedar secas de tanto brillar!

Gracias a Esther e Inés y a ti Ros hoy especialmente… por recordarme una y otra vez que ordene estos párrafos, llevas razón que internet es efímero y que los blogs se diluyen pero no quiero perder la esencia con la que empecé… escribo para mí… aunque adoro la textura y el aroma del papel… eso sí que me apasiona, eso sí…

Quizá ella se llamaba Suzanne… alguien tocó su cuerpo perfecto con su mente… 

domingo, 21 de febrero de 2016

Alma rockera...

Algunas veces la vida de las mujeres pesa… se resisten a imaginar una vida sin amor… luego están los hijos, las obligaciones… todo las aboca a la resignación, sacrificio… caray, cuántas definiciones que se aproximan… pero durante cuánto tiempo? Quieren enseñar a sus hijos a volar y cómo… si ellas tienen sus alas cortadas! Y el segundero del tiempo no espera, avanza… hay que poseer naturalezas muy fuertes para superar las debilidades… mujeres que se pasan la vida ordenando cajones pero que no consiguen arreglar el de las emociones. Que se ponen en pie con entereza para desarmarse otra vez… auténticos mecanos!

Por tantos momentos que me siento “alma rockera”… rebelde por dentro… la letra de una canción me mata de amor e incluso puedo tacharla de mi lista si lo hace de dolor o de recuerdos… la música se lleva en la sangre y en el corazón… es una expresión que asocio al “rock”… ese género que para muchos es su forma de vida y para mí lo es cuando uno es uno mismo… cuando lo quiero todo sin adornos… me gustan los matices y las mujeres que también anidan sin saberlo su “alma rockera”… sensibles, que confían, sinceras… perfectas imperfectas y que no pierden la melodía incluso desacompasadas porque para subirse a un escenario hay que vencer el miedo escénico para no quedarse sin aliento…



Llegamos a la vida sin manual… y creamos vida con índices desordenados sin principio ni fin… nadie enseña a educar… observamos y lo intentamos lo mejor que podemos incluso desde el peor de los consejos pero intrínsecamente desde el amor. Sabemos toda la teoría pero qué dura es la práctica… Yo quiero emociones… aunque pesen… siempre habrá una cuerda que afinar! Saca de dentro afuera eso que te da armonía o escalofrío… unos lo hacemos en un click, otros escriben, cocinan, sudan o abrazan… todo vale si te hizo sentir, imagínate si compartes…

Este fin de semana Campanilla y yo trabajamos mano a mano… pintamos unas viejas sillas de color verde, yo acabé primero, ella lo hizo mejor… también hubo lágrimas de verdad y perdones… y sacamos a pasear la guitarra aunque ninguna la sabemos tocar pero empezaremos por afinarla y divertirnos en los ensayos...
...