El Rincón de Mela ...

Cuentan que el mejor de los viajes empieza cuando naces ... y por ello este Blog lo hace con el ánimo de regalar y compartir con cuantos viajáis conmigo por esta vida ... anécdotas, fotos, risas, ideas, viajes, cariño, experiencias, ilusión, sugerencias, "alma" e inspiración ... cualquier "cosita" que os haga sentir bien y suspirar de emoción! Os quiero!

jueves, 28 de mayo de 2015

Restaurando ilusiones...

Hoy mi jornada terminó relativamente pronto a diferencia de otros días y me vine decidida a casa con ganas de disfrutar del atardecer y el silencio... fui descargando las cosas del coche y allí estaba el trípode desde hace meses, muchos meses... encastrado como si fuera el freno de mano de mi vida. Lo saqué y nos dijimos mutuamente... en este ahora nos restauramos tú y yo. No hay tregua!



Con la inevitable sensación de haber perdido un poco de práctica en mi complicidad con esa intimidad entre lente y piel, me dispuse, no sin antes prometerme que hoy no es momento de exigencias, es el recomienzo... como le compartiera a Mary Wilson esta semana cuando hablamos... qué valientes éramos al principio cuando no había cabida para la autoexigencia... ahora ya cualquier luz no te vale y tanto lo piensas que se escabulle con facilidad... así que sin meditarlo demasiado, encuadre, diafragma, velocidad y listo... el motivo, yo misma, moi-même!



Esta misma cama que literalmente engullera mis sueños... me anea ahora, me da descanso y me invita a hacer caso al primer rayo de sol que entra por la habitación...



... y entonces se arranca el día con los mejores deseos entre susurros, un guiño en la sonrisa y comienzas a vestirte de restaurada ilusión para hacer caso a tus ganas...



... a tu nueva cadencia...



... a ser lo que se siente...


... y en esa pereza de querer envolverte de sábanas un ratito más, intuyes que te has cumplido... y en cuestión de segundos haces de un miércoles un domingo... sí, mis semanas comienzan siempre en domingo! Suerte que tengo... bueno no, que me lo merezco!

Dale al play...

jueves, 14 de mayo de 2015

De Madrid al cielo...

Hace días que no desordeno pensamientos, que no transcribo mi conciencia y la explicación es sencilla... estoy en paz, rodeada de una pausada energía que me arranca más de una carcajada y muchísimas ganas de disfrutar!

Paseo sola, como sola, me embadurno de sol sola, me arrullo en el sofá sola... menguo la pupila en el haz de una vela, espero sola, duermo sola, escribo en soledad, me abstraigo sola, madrugo sola, vuelo sola, hablo en voz alta sola... pido para mí, me regalo tiempo, cuido mi piel, el pelo y hasta las caricias... y lo cierto es que tengo que hacer importantes y sanadores "arrenuncios" porque no estoy sola -sonrío mientras caligrafío- y las historias se entrecruzan, las causalidades hacen cola para fugarse a Nunca Jamás! Todos en el fondo buscamos un poco de magia, porque la magia no es otra cosa que sentir y dime tú que me lees, si no se te arrebata el corazón cuando uno reconoce ese mismo sentimiento en otro... eso es magia, lanzas un guiño al aire y te dices "estoy lista para salir de mi propia chistera..."... y sales... y afuera... llueve luz!

Días de intensas emociones, bueno... realmente es la actitud de cada uno y UNA decide vivirlo con emoción porque deja muy buen sabor de boca... días de despejada actividad... días de auténtica energía en la atmósfera... días de proyección and dreams come true... días de transparencia en la retina, esa evidencia que me mata de amor que no siembra ni una duda... días de sosiego y perturbadora fe... días que con un sólo tirón del brazo te sacan del laberinto... días para llenar los pulmones de renovados recuerdos y exhalar ilusiones... porque también se llora de felicidad cuando escuchas a alguien pronunciar "soy feliz"... y en ese instante entiendes que no sólo el final de los cuentos es en el que se comen perdices, la historia de cada uno nunca termina de escribirse y exclusivamente por esa milagrosa oportunidad hasta el alma merece la pena ponerla patas arriba!

Descubrí Madrid desde otra perspectiva... y fui un poco "minino" contemplando ese mar de tejas, justo ahí... a un palmo del cielo... comprendo ahora esa frase de "estar en la gloria"... no me extraña que tengan siete vidas, paseándose tan cerca de las estrellas... con todos los deseos a su alcance!

Vistas The Hat Madrid...

Miau...