El Rincón de Mela ...

Cuentan que el mejor de los viajes empieza cuando naces ... y por ello este Blog lo hace con el ánimo de regalar y compartir con cuantos viajáis conmigo por esta vida ... anécdotas, fotos, risas, ideas, viajes, cariño, experiencias, ilusión, sugerencias, "alma" e inspiración ... cualquier "cosita" que os haga sentir bien y suspirar de emoción! Os quiero!

jueves, 27 de junio de 2013

Veintisiete ...

Siempre hay una fecha donde todo comienza y otra donde se abre un paréntesis ... no una despedida pero sí unos puntos suspensivos ... una puerta entreabierta. Hoy le doy un poco de descanso al corazón que ha ido tan expuesto por estos parámetros de las URL. Encontraros en El Rincón de Mela ha sido sin lugar a duda encontraros en la esencia de mis pulsaciones ... que al teclado de este ordenador he compartido con prudencia pero con sinceridad mis emociones, mis ilusiones, lo que SOY!

Un recorrido precioso lleno de magia ... de algún devorador sentimental que no respeta almas pero cientos y cientos de maravillosas personas que acariciaron cada mechón de mi melena, de artistas, de corazones con patitas ... os aseguro que atesoro cada e-mail, cada llamada, cada guiño, cada dedicatoria ... y toda, absolutamente toda vuestra espontaneidad, NO LA PERDÁIS NUNCA ... es un regalo para el que recibe y para el que DA ... gracias por ese cariño incondicional que me habéis profesado y tanto ánimo por cuanto desarrollo. Gracias ... como sólo puede decirse con el corazón en la mano y los ojos rebosantes de salitre.

Con este paréntesis me concedo un premio, un pequeño regalo, mayor espacio para mí misma ... sentir El Rincón de Mela como una obligación sería un gran fracaso personal ... necesito un poco de serenidad para retomar todos los pasos que estoy dando, recuperar la certeza de que todo irá bien y que seré SIEMPRE MELA. Vivo el momento ... esta foto tiene sólo un par de horas ... y no, no os doy la espalda, sólo vuelo libre un 27.


Bailo en mi paréntesis ... descalza,  extendiendo mis alas de libélula ... un poco más libre, un poco más auténtica, un poco más YO ... no hay un camino marcado en el pasto, ni tengo brújula en la mano pero siempre en dirección a la luz, soñando amaneceres, descubriendo charcas ...

Entre tanto voy encharcada de vida, mutando piel ... y bailo ... tiempo atrás primero me llegaba la letra de la canción ... me enseñaron a disfrutar de la música pero cuando la combinación de ambas confluye ... WOW ... es indescriptible! Así pues ... no estés nostálgico, ni triste ... vivir es así ... no hay un THE END, sí en cambio un TO BE CONTINUED ... bailas conmigo? Compartiremos ...


jueves, 20 de junio de 2013

A Bego ...

Cuanto más mayor me hago más consciente soy que la vida está llena de cosas sin explicación, casi tanto como que podría compartir anécdotas de mi vida sumando casualidades. 

Esta semana almorcé con una amiga, una amiga que pronuncia como nadie pidiendo permiso "las intuiciones". Me gustan las intuiciones ... la de veces que yo callé las mías por no parecer osada y he aprendido que es bueno compartirlas, expiarlas ... algunas provocan una risa, otras sencillamente un abrazo. Todo lo que escribo es verdad, la única línea que trazo entre la realidad y la fantasía es la de mis sueños pero hasta cuando lo hago, se trata de los de verdad, aquellos que tuve o que tengo.

En varias ocasiones escribí de "esa canción" ... esa que en Africa te cantan al nacer, te cantan cuando te equivocas y te cantan al morir ... a Bego le cantaron su canción y con ella se ahogaron muchos sentimientos de cuantos asistimos a su despedida. Para quien la vivió como el amor de su vida, mi suegro, nos dejó sin aliento ... cantó su canción con desbordada pasión. Una lección que difícilmente olvidaré ... nunca había visto un corazón tan rojo, ni los que dibuja Campanilla desgastando témperas.

Qué gusto que no se gastan las casualidades ... qué gusto esperarlas ... encontrarme cara a cara con esa canción, saber que cada uno tenemos la nuestra.

Voy descubriendo cosas de "la" Bego que no conocí, de la princesa que un día salió del portal de su barrio para emprender una nueva vida ... recordando otras de su carácter rebelde, de su generosidad extrema, de su sentir como mujer, de su capacidad intelectual, de su fragilidad, de su adicción al tabaco, de su extraordinaria cocina porque sabía hacerlo con amor ... de su decisión por apagar su estrella y con su luz encender una nueva. Te encontraremos ... tómate tu tiempo para brillar con la intensidad que necesitas pero ten por seguro que te encontraremos!

Y Bego ... si hoy tuviera una guitarra en la mano, si hoy pudiera poner notas a esas cuerdas y a mi voz ... hoy te cantaría así ... porque un día tú quisiste cambiar el mundo, lo sé ... y yo te hubiera ayudado ... ah, Candela dibuja, ella es tu mejor cómplice, también lo sé ...

domingo, 2 de junio de 2013

These are my hands ...

Siento una especial atracción por la manos ... cuentan tantas historias, cerrar los ojos y sentir a través del tacto no tiene precio ... cuando caminas a oscuras son como nuestro propio faro que a tientas busca un punto donde quedarse fijo para no tropezar, para encontrar esa vela olvidada o un fósforo salvador ... las manos hablan por nosotros.

Desde muy pequeña sentí un rechazo por las mías ... mi madre siempre me cuenta que nada más quitarme el chupete comencé a morderme las uñas. Con cinco añitos ya era un ser muy observador y doy gracias por acompañar a mamá a hacer la compra cuando volábamos a la capital porque el carnicero del supermercado, tenía unas manos cuyo cliché quedó en el archivo de la memoria ...  hecho que favoreció a que siempre hubiera un límite en mi incontrolada necesidad. Quizá por esta razón, lo que a otras madres les obsesiona ... a mí me debilitaba aquel "todavía con chupete esta niña ..." cuando Campanilla con una habilidad prodigiosa y hasta los cuatro añitos, rodaba su chupete con la boca, mientras que con sus manitas jugaba con su mechón de pelo o convertía en seda el mío propio. Campanilla no se muerde las uñas ...

Una vez al mes había cine en la enorme terraza de nuestra casita del bosque ... a veces creo que fue en esas veladas cuando empecé a escuchar el sonido y ver la proyección de la luz fotograma a fotograma ... aún recuerdo hasta el olor de aquellas latas de celuloide, pero sobre ésto escribiré en otra ocasión, la historia es que una noche cuando los mayores disfrutaban del pase fui al aseo sola, la casa estaba a oscuras y de regreso a la sesión, el miedo a no saber lo que quedaba tras de mí me hizo correr a toda prisa y de un portazo lo hice sobre mi dedo corazón y como muesca del dolor, quedó deforme ... este año 2013 he vencido mi complejo y con frecuencia le adorno con un enorme anillo ... por lo que voy superando mis complejos, soy yo más que nunca, así me siento ... consciente de lo que estas manos mías amasan, amor, amor ... por encima de todo.

Os comparto un corto que casualmente encontré hoy en VIMEO, These are My Hands, rebotada de una guirnalda llegué a esta historia que no me ha dejado indiferente ... justo cuando me disponía a postear esta foto con otro mensaje completamente diferente. Lo que más me llamó la atención de este momento fue que la luz ... fuera cómplice de mi muesca, me acarició:


Mi dedo corazón ...
el dolor deja una muesca pero la luz se impregna de tacto ... 
conservo el calor de otros veranos mientras espero uno nuevo.