El Rincón de Mela ...

Cuentan que el mejor de los viajes empieza cuando naces ... y por ello este Blog lo hace con el ánimo de regalar y compartir con cuantos viajáis conmigo por esta vida ... anécdotas, fotos, risas, ideas, viajes, cariño, experiencias, ilusión, sugerencias, "alma" e inspiración ... cualquier "cosita" que os haga sentir bien y suspirar de emoción! Os quiero!

martes, 19 de junio de 2012

Sobre mi ritmo ...


Me divierte tanto sentir el viento al correr como juguetear con la brisa … nunca llevo paraguas pues no me asustan ni el sol ni la lluvia pero sí un bolso al que llamo Universo con una brújula loca y hojas de mapas sueltas, garabateadas por doquier … por si me aparto del norte, anotar el sueño en el que me perdí.



Cuando era pequeña y competía con mis hermanas, me encantaba correr por delante, contenta, llegar la primera a la cima para esperarlas sentada en el camino … qué cosas se hacen cuando eres un niño, que percepción del descanso … ahora … soy mayor? Quizá no … pues realmente sigo haciendo lo mismo … mi vida es movimiento y una sonrisa en acción.

Algunos días mi piel respira ansiedad y soy consciente que en esa prisa, olvido VIVIR. Recapacito y me doy cuenta que no puedo galopar tras un objetivo, quizá tenga que esperarlo … cuando esperaba a mis hermanas, el objetivo era compartir; asumo que hay gente que no me querrá ni me admirará nunca y no pasa nada por ello, no soy perfecta y cometo taaaaaaaantos errores; aprendo a no buscar culpables en mis desdichas, asumo la responsabilidad y en cada empujón que le doy a mi patinete me deslizo un tramo sin fatigas y si sudo, que sea de humildad porque no siempre las cosas resultan como planeamos por perfectas que las imaginemos … y después de todo … el impulso sólo hacia delante, la velocidad depende de mi día …  ese es mi ritmo.

miércoles, 6 de junio de 2012

A veces, soy rama sin raíces ...


Hay momentos en los que uno tiene la sensación que todo va muy deprisa … como si la vida se desacompasara … unos porque el empuje físico parece ser mucho más lento que el mental y otros porque mientras el resto corre, tú sólo quieres andar. Saco partido a esos instantes y centro la mirada tras el visor … y nace un brote de la nada y el desenfoque que sale te gusta, sin pretenderlo, consigues colorear todo ese ruido que hay a tu alrededor y la soledad que inevitablemente nos asalta. Ser una persona tremendamente emocional es lo que conlleva, una amiga me dijo en una ocasión que para ser artista había que sentir así … cuando prisa, cuando pausa en el tiempo … entonces, será que soy una artista.



No exijo pero soy impaciente y tengo que lidiar con esa atropellada ansiedad … no necesito demasiado para ser feliz pero en ocasiones me siento pequeña y el mundo es grande … me canso y no puedo dormir. Luego … todo gira, rápido … los días nos sorprenden con “algo” que podemos mejorar y así es que no paro, incansable … encuentro el descanso en un abrazo, en una buena noticia, en un “gracias”, en un gesto, en un amanecer, en las risas de los parques, en el viento, en la luz de una imagen, en el salitre de la piel, en la sombra de los árboles o el canto de las gaviotas.

Camino …